Vuelta al pasado y conversación con el presente

Vuelta al pasado y conversación con el presente

La segunda jornada del Congreso acoge varias ponencias sobre la historia del patrimonio de Santa Cruz y una mesa coloquio con la ciudadanía

La segunda jornada del I Congreso de Historia y Patrimonio de Santa Cruz transcurre trabajando cuestiones relativas a la ciudad condal, desde su comercio a personajes ilustres. La primera ponencia del día la ofrece José Manuel Ledesma, cronista oficial de Santa Cruz de Tenerife. Durante su discurso hizo un desglose de personas ilustres, científicos y viajeros que tuvieron un gran impacto en Tenerife, como James Cook o Alexander von Humboldt. Tenerife fue desde muy pronto un enclave estratégico para disciplinas como la astronomía o las ciencias naturales, reclamándole a las instituciones insulares instalaciones en las que investigar que tardarían años en aparecer. 

Carlos Antonio Pallés Darias, arquitecto, estableció un amplio paisaje en el que situó la historia de las costas de Tenerife y su relación con el militar y explorador portugués Fernando de Magallanes, objeto de la exposición. En ella se abordaron gran cantidad de detalles históricos, desde la cronología de eventos, la dieta de los marineros, la flota de embarcaciones o las maniobras de aproximación a las costas tinerfeñas. 

Por otro lado, cabe señalar que el patrimonio no nace solamente de los eventos históricos, guerras o importantes cambios en la sociedad, sino de la propia geografía y las oportunidades que la naturaleza ofrece a la ciudadanía. El doctor en Historia de la Universidad de La Laguna, Miguel Ángel Gómez, relacionó el patrimonio de Santa Cruz con la huella del agua. 

La escasez de recursos hídricos influyó decisivamente en el patrimonio que se conserva, y el rastro de todo ello nace con la población guanche, llegando al presente. Hoy se conserva en forma de acequias, estanques o aljibes, entre muchos otros mecanismos. “El agua es un elemento muy importante en nuestras vidas y ha jugado un papel vital en muchas generaciones de santacruceros, por eso debemos cuidarla y no contaminarla”, indicó Gómez.

Continuando con la sesión de mañana, intervino el arquitecto naval y capitán de navío Luis García Rebollo. A lo largo de su ponencia dibujó un retrato bastante nítido de Imeldo Serís-Granier y Blanco, una figura sumamente representativa en Tenerife como marqués de Villasegura. Tras él, intervino el doctor en Historia y catedrático de Historia de América de la Universidad de La Laguna, Manuel Hernández González. Durante su disertación describió las relaciones comerciales entre Santa Cruz de Tenerife y América.

La sesión de tarde reunió a ocho personas en representación de asociaciones y colectivos de todo Santa Cruz que hablaron desde sus propias ópticas del cuidado, puesta en valor y gestión del patrimonio cultural del municipio

El turno de tarde abrió una mesa de coloquio con la ciudadanía. “Sin la ciudadanía, no se puede entender la difusión y la protección del patrimonio”, declaró Diria Morales, una de las organizadoras del Congreso. Prueba de ello es ‘PC2’, un proyecto que busca incentivar la participación ciudadana. De hecho, varios de los colectivos que colaboraron en dicho trabajo estuvieron presentes en la mesa coloquio, proyectando el trabajo de esas asociaciones que vienen de distritos como Anaga o Igueste de San Andrés. Sus aportaciones permiten construir conocimiento, soluciones y mejoras sobre el patrimonio e historia de Santa Cruz.

La mesa estuvo moderada por Elena Pérez González, doctora en Historia, Territorio y Cultura por la Universidad de La Laguna y profesora e investigadora en la Universidad Europea de Canarias. Acompañándola en el coloquio estuvieron presentes Ana María Díaz Pérez, María del Carmen León Rodríguez, Ruymán Izquierdo Marrero, Francisco Javier Gorostiza, Ezequiel Herrera Gil, Sebastián Gil Ramos, Vicente Pérez Luis y Jesús Pedreira Calamita. 

Las asociaciones participantes apuntaron al unísono a la hora de hablar de la mejora que ha experimentado Santa Cruz en la gestión de su patrimonio, incluso cuando quedan cosas pendientes. «Este congreso ha sido magnífico para pequeños grupos como el nuestro, nos ponemos en contacto con otras personas», indicó María del Carmen León Rodríguez del Colectivo Semáforo de Igueste. Las tareas de estos grupos son muchas, pero la divulgación del conocimiento acerca del patrimonio es crucial para poder protegerlo, tal y como recalcó la presidenta de la Tertulia Amigos del 25 de Julio, Ana María Díaz Pérez: «Nuestro trabajo está ahí, difundiendo el patrimonio de nuestra ciudadanía».

Tras las intervenciones del panel de asociaciones y colectivos, participó el público con preguntas, sugerencias e ideas de todo tipo, desde la reconstrucción del Castillo de San Andrés a la importancia de la labor pedagógica en torno al patrimonio cultural del municipio.